Se dice que las plantas y embarcaciones de TASA contaminan…

La realidad es que controlamos rigurosamente nuestras emisiones, gestionamos adecuadamente nuestros residuos y tratamos nuestros efluentes. Para cada uno, somos fiscalizados por entes nacionales e internacionales.
¿Y las tuberías que salen de su planta hacia el mar?
Se dice que la anchoveta se quema al llegar a la planta y emana un olor a podrido

En las plantas las anchovetas se cocinan a vapor y se secan a través de un proceso llamado Steam Dried. Sobre los equipos a veces se cree que sale humo pero es vapor de agua. El pescado llega a las plantas a las pocas horas de haber sido pescado, lo necesitamos lo más fresco posible para elaborar harina y aceite de la mejor calidad.

Los olores fétidos en plantas de pescado están asociados a pesca en estado de descomposición que suele ser usada por empresas que producen harina de pescado de baja calidad.

¿Qué hay de sus otros residuos?

Los residuos no peligrosos generados por plantas son segregados y almacenados en contenedores apropiados según lo que indique la norma para luego ser trasladado a un relleno sanitario. Por otro lado, los residuos no peligrosos de embarcaciones son recolectados por lanchas de la Empresa Operadora de Residuos Sólidos (EO-RS)  tras lo cual puede ser derivado a planta para seguir su flujo o ser enviado directamente a rellenos sanitarios.

En el caso de los residuos peligrosos de embarcaciones, son trasladados por los remolcadores de TASA a las zonas de acopio de las unidades para su posterior disposición a una empresa operadora de residuos sólidos, que los llevará a un relleno de seguridad.

¿Quiénes fiscaliza que cumplamos con las normas ambientales?

Además del cumplimiento normativo y compromisos ambientales asumidos como empresa, somos fiscalizados principalmente por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) quien se encarga de fijar los Límites Máximos Permisibles (LMP),

una medida nacional para la concentración de elementos, sustancias o parámetros físicos, que caracterizan a una emisión o efluente y que de ser excedidos, pueden causar daño. Además, tenemos visitas inopinadas, por lo menos una vez al año, de otras entidades: